Razones vanas al seleccionar el SO para tu entorno de desarrollo (1/3)

Seleccionar el SO para el entorno desarrollo es difícilmente algo que se haga, porque hoy día están los desarrolladores en Windows y Mac. Sin embargo existe la leyenda de unos bichos raros y masoquistas que prefieren Linux en algún sabor trending.
Primero hablemos un poco de las tres realidades para montar nuestro entorno de desarrollo.

La vida que se escapa por las Windows.

image

A nadie al desarrollar software le gusta hacerlo en Windows, porque esa cosa, es más molesta que Google sugiriendo que unas tu cuenta con G+. Las molestias van desde las actualizaciones, y la constante joda de reiniciar la computadora para aplicarlas, hasta el bajo desempeño después de un día normal de trabajo. La mala fama que tiene viene de años atrás, lo cual nos hace odiarlo con todo nuestro corazón de pollo aunque no haya fundamento, sin embargo, todos iniciamos con Windows porque lo enseñaban en la escuela o porque nuestros padres no tenían dinero para comprarnos una Mac (No quiere decir que es lo mejor).
Uno pelea con la RAM se produce diariamente, porque a veces trabajamos con monstruos arcaicos como Java y nos va mal si decidimos jugar a la visualización para variar. Pero al muy imbécil no le basta con consumir los valiosos recursos, pues su perfil sádico le pide fallar y recurrir al reinicio o el forzar el apagado con un botonazo como última opción.
Aún así Windows es ventajoso porque lo puedes usar en computadoras de bajo costo, viene preinstalado aunque sea en su versión más pobre y es lo más pirateado en todo el maldito planeta y quizás en todas las tierras de los diversos universos. Hay miles de herramientas para Windows, abiertas, de paga, pirateables y sin sentido.
Mi criterio personal es que al desarrollador que trabaja sobre Windows, los que son de otra especie, lo ven como el pobre jodido sangra teclas que no es cool por tener una manzana luminosa en la tapa del portátil.

Mac (Muy altos costos) … continuará.